Comentarios Junio 2011

de lectores en amazon

Historias humanas detrás de eventos históricos
Ofelia de la Cuesta,  Junio 28, 2011

A mí no me gustan los libros de historia, pero sí los temas históricos. El otro paredón es más que un libro de historia, política o ciencias sociales. Tras la rigurosa investigación histórica lo que más me gustó fue la historia de las vidas humanas atrapadas en medio de una revolución.  El caso de Amadeo Barletta, el de Ana Julia Faya, el de Márquez Sterling o el de Carlos Alberto Montaner muestran desde diferentes ángulos como se puede asesinar el honor.

Magnífica  exposición de los hechos
Dagoberto Duarte, Junio 21 2011

El otro paredón expone de  forma resumida algo obvio que tal vez intuía o sabía pero que no tenía el conocimiento, certeza o la conciencia de que sucedía de esa manera tan articulada y terrible. Vale la aclaración de que lo mismo puede suceder en cualquier lugar del mundo, pero en el caso de Cuba, es una batalla entre un león poderoso y un ratón desvalido (y éste con las paticas amarradas) sin ninguna posibilidad de defensa. Ahí está lo escalofriante de estos asesinatos.

La selección ha sido magnifica: Amadeo Barletta como ejemplo del asesinato de la clase empresarial, Márquez Sterling como símbolo de la república y la clase política, Ana Julia Faya como ejemplo de la represión interna y Carlos Alberto Montaner como representante de, tal vez lo que más temen: la prensa independiente.

Todos los cubanos hemos sido fusilados de una forma u otra
Miguel Zamora, Junio 22 2011

Este es un libro académico pero no es un texto pedante. Se lee fácil y con tristeza, mucha tristeza, al menos los cubanos lo leeremos así.
!Cuanta manipulación hemos sufrido! Debería convertirse en una serie. En Cuba se ha fusilado no sólo a los casos que cita el libro: Amadeo Barletta, Marquez Sterling, el Centro de Estudios de América, el Departamento de Filosofía y Carlos Alberto Montaner. Se asesinó a la república de Cuba, a la democracia, a La Habana, a los homosexuales, !a un país entero!
No sé como lo lea un académico norteamericano, de esos que todavía se emociona con los pioneros. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Los mitos en la historia
Daniel Mansilla, Junio 4, 2011

Jean Jacques Rousseau escribió una anécdota acerca de una “gran princesa” que cuando le dijeron que el pueblo no tenía pan para comer, ésta respondió: “entonces denle cake (torta)”. La anécdota se le atribuye a María Antonieta poco antes de la Revolución Francesa, pero cuando Rousseau escribió la historia, María Antonieta tenía 11 años y estaba en Austria. La excelente película de Sofia Coppola da la anécdota por cierta, así que ya quedará plasmada en la cultura popular que la frase es de María Antonieta. Así se construyen y solidifican los mitos. Y es muy difícil hacer desaparecer un mito cuando está establecido en la mente popular.
Yo había leído los libros de Cirules y como dicen en Cuba “me comí el millo”, es decir me tragué toda la historia como cierta. Toda la historia de Lansky, Amadeo Barletta y todo lo demás lo tomé por cierto. Tenía la apariencia de una investigación real con citas y todo lo demás. ¡Es increíble! También había oído hablar de la corrupción de Márquez Sterling y la lógica en la exposición de Uva de Aragón para rebatir esas acusaciones es brillante. Por último, no tenía idea de la represión interior a los propios marxistas (el testimonio de Ana Julia Faya). Eso es nuevo para mí.
El otro paredón es un libro que ayudará a desvanecer algunos mitos de la historia en Cuba, pero como dije al principio los mitos son muy difíciles de desinflar.

Un libro serio y demoledor por las pruebas que presenta
Willian Oropesa,  Junio 10, 2011

Me encantan las novelas históricas, pero no hay que olvidar que son novelas. Lo terrible es al revés, cuando hay libros que pretenden pasar por resultado de investigaciones y no son más que ficción, como hizo Cirules o T.J. English.
Este es un libro serio y demoledor por las pruebas que presenta.
La República de Cuba mafiosa y corrupta lo he estado oyendo desde que nací, y a fuerza de oírlo lo daba por cierto. Para mí la parte de Amadeo Barletta es realmente una lectura fascinante que abre los ojos del espíritu crítico que debe tener cualquier lector ante cualquier texto; lo de Ana Julia Faya, ni se diga, es una total sorpresa, siempre se piensa al gobierno cubano como un monolito.
El ensayo de Rafael Rojas es brillante, tal vez el más difícil de leer, pero sí se lee despacio, uno se percata de la brillantez de este historiador. Definitivamente es un libro que recomiendo.
No le doy 5 porque me hubiese buscado más testimonio gráfico, por aquello que dicen que una imagen vale por mil palabras.

Una buena lectura
Julia Álvarez,  Junio 21, 2011

Es un libro que recomiendo a todo el mundo: al académico, al estudiante, al lector normal, al culto, al liberal, al  marxista, al de derechas y al de izquierda (si todavía se puede definir qué es una cosa u otra).

Es un libro que no se lee, se bebe como un buen vino.

El testimonio de Ana Julia Faya es lo mejor del libro
Alina Alonso, Junio 23, 2011

No cabe duda de la sapiencia de Rafael Rojas, la profesional investigación de Blanco sobre Amadeo Barletta, las conmovedoras evidencias de Uva de Aragón acerca de Márquez Sterling o la profesionalidad de Carlos Alberto Montaner al exponer “su caso”. Pero en mi modesta opinión lo más relevante de este libro es el honesto testimonio de Ana Julia Faya sobre la represión interna a sus propios académicos y militantes. En otras palabras, el asesinato de los propios seguidores o hijos de la Revolución cuando no son totalmente incondicionales.
Hay muchos cubanos que han decidido no seguir siendo “fieles” a aquello que se llamó hace mucho tiempo Revolución, y que hoy es casi un nombrete seguir llamándola de esa manera. Pero muy pocos cubanos han tenido la valentía y honestidad de Ana Julia Faya. Desafortunadamente, algunos de los que retiran su “fidelidad” a veces llegan a Miami y se sienten obligados a hacer “mérito” mediante denuncias para ser aceptados en esa sociedad, pero poco hablan de lo que hicieron cuando estuvieron allá. Eso no es una crítica, cada quién es responsable de sus actos y omisiones, pero repito NUNCA había leído un testimonio tan honesto, y por tanto creíble.
Recomiendo este libro, con sólo leer a Faya este libro valió la pena.

Excelente iniciativa
Fernando Cisneros, Junio 24, 2011

No quiero repetirme con lo que han dicho otros comentarios, sólo quiero felicitar a los autores por tan brillante iniciativa. El asesinato de reputaciones es otro de los males que hemos padecido y también participado, al repetir como papagallos lo que se nos decía. He aprendido con este libro que hay que leer con ojo crítico cualquier obra, ni siquiera un testimonio puede darse por fidedigno.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s